La limpieza de tus cristales cambiará con la llegada del robot limpiacristales

Hoy en día la tecnología ha avanzado mucho y nos han mejorado la vida muchos robots y ayudantes de tareas del hogar, como el robot aspirador, todos los electrodomésticos,el robot de cocina, entre otros. La tecnología avanza de tal manera que ha llegado otro artilugio que nos mejorará aún más los quehaceres del hogar, se trata del robot limpiacristales HOBOT. Este robot te permitirá dedicar tu tiempo a hacer otras cosas mientras él te lo limpia por ti.

¿De qué trata?

Se trata de un robot que te va a ayudar en una de las tareas más tediosas de la casa, la limpieza de los cristales. Es un robot que es autónomo y te los limpia por dentro y por fuera, además cubre el 99% de limpieza sobre el cristal, por tanto no has de preocuparte cuando haya acabado el robot de repasar tú la limpieza.

Es un robot tan completo que además de limpiar los cristales de tus ventanas también lo hace en azulejos, paredes e incluso mesas.

El diseño de este es muy parecido a lo que utilizaríamos para limpiar nosotros mismos un cristal que sería una mopa, la diferencia es que contiene unos ruedines de limpieza que van protegidos para no rallarte el cristal. Incluye además un mando de control remoto para que HOBOT 188 se mueva hacia donde tú quieras y para parar y/o iniciar su trabajo.

¿Cómo funciona?

El HOBOT utiliza una fuerza de succión para sostenerse en los cristales y poder así hacer su trabajo. Va enchufado a una toma de corriente y contiene un alargador lo suficientemente extensible para que no entorpezca su trabajo. Contiene unas fundas estilo mopa que es lo que limpia el cristal a la hora de funcionar y unos ruedines que van protegidos para que el robot se mueva por toda la superficie, en este caso el cristal que tiene que limpiar.

Incluye una función de secado rápido, esto significa que el robot además de limpiar el cristal, lo secará para que no tengas que hacerlo tú luego.

Tiene una eficacia de trabajo tan alta que pasa dos veces por el mismo sitio para limpiar de manera que quede impoluto el cristal.

Desde que se enciende y se coloca, lo único que tenemos que hacer nosotros es rociar el cristal en seco con limpiacristales y olvidarnos hasta que haya acabado su trabajo. El robot se mueve de manera horizontal y vertical, de manera que alcanza todos los rincones del cristal. Cuando acabe su trabajo, se detendrá automáticamente.

¿No sabes dónde comprar un robot limpiacristales? Visita nuestra tienda online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.