¿Cómo limpiar un colchón?

La higiene de nuestra cama y colchón son, al menos una vez al año, básicas para un mejor descanso y deshacernos de manchas indeseadas debidas a actividades que realizamos fuera del sueño, como comer o escribir. Hay que tener presente el material con el que está fabricado ya que suelen ser muy delicados y debemos ser muy cuidadosos para mantenerlos en óptimas condiciones.

Instrucciones básicas

Se recomienda ventilar diariamente el dormitorio antes de hacer la cama, así como dar la vuelta a nuestro colchón al menos dos veces al año.

Limpiar un colchón puede convertirse en una tarea difícil, con lo que se aconseja utilizar fundas transpirables de algodón. Otra idea para limpiar su superficie, es utilizar una aspiradora pequeña una vez al mes, para eliminar los ácaros y partículas que suelta el mismo colchón.

No es aconsejable mojar el colchón ni lavarlo en seco, lo limpiaremos simplemente frotando con un detergente suave y un trapo húmedo.

Remedios caseros

Existen remedios caseros para eliminar manchas persistentes sin tener que acudir al uso de sustancias que suelen ser muy perjudiciales, como el amoniaco. Si nuestro colchón se mancha con:

Café o chocolate, mezclaremos una cucharilla de detergente para la ropa con otra de vinagre diluidos en medio litro de agua templada. Humedecer un paño y limpiar con él la mancha.

Vino tinto, echaremos sal en la mancha hasta que esta absorba la mayor cantidad de líquido posible y enjuagaremos con agua templada. De igual forma, la mezcla de detergente y vinagre es útil para este tipo de manchas.

Orina o sangre, intentaremos retirar la máxima cantidad posible con un trapo y luego, limpiaremos con agua fría con jabón.

Tinta, empaparemos un algodón en alcohol sin frotar para que la mancha no se extienda.

Un remedio muy útil y eficaz es utilizar bicarbonato sódico sobre la extensión del colchón con la ayuda de un tamizador. Lo dejamos aproximadamente 30 minutos y luego aspiramos toda la superficie.

Un último paso sería secar y perfumar el colchón si así lo deseamos. Para secarlo lo pondremos de canto, a la sombra y en un lugar donde el aire corra. Perfumarlo es una opción para que tu habitación y tu cama siempre huelan bien.

Si sigues estos sencillos consejos caseros, conseguirás tener un colchón en las mejores condiciones y durante todo el tiempo que sea posible.

Desirée R.A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.