¿Como funciona el sistema Embell?

Un sistema de limpieza tan sencillo de usar como el equipo tradicional y con muchas ventajas añadidas.

El Sistema Embell es el único equipo de fregado que utiliza siempre agua limpia.

Se compone de un elemento mecánico que dosifica el agua limpia cada vez que el usuario lo necesita. Mediante un mecanismo de vacío controla la aportación de agua, cerrando el paso cuando esta llega al nivel indicado, eliminando de esta manera la necesidad de control eléctrico y los problemas generados de la utilización de baterías.

Su funcionamiento interno se basa en el sistema de vacío. El usuario llena el depósito de agua limpia; al cerrar el tapón del depósito evitamos la entrada de aire con lo que se produce el vacío en su interior. Al pulsar la palanca de control de aire aportamos aire al depósito, lo que produce el paso de agua al vaso de aclarado. Cuando el nivel de agua llega al nivel adecuado (1lt) corta de forma automática la aportación de agua; el sistema de vacío cierra el paso de agua.

Una vez aclarado el mocho, cuando pasamos al vaso de escurrido y realizamos la acción de escurrir, el sistema aprovecha el movimiento vertical que se ejerce para verter el agua residual en el depósito de agua sucia. Para aportar un nuevo litro de agua limpia el usuario solo debe pulsar la palanca de control de aire para activar de nuevo el sistema de vacío.

La utilización de elementos mecánicos junto a los materiales plásticos de los que se compone hace del sistema un conjunto resistente y fiable que no necesita ningún tipo de mantenimiento adicional.

Su éxito radica en su extraordinaria sencillez. Sigue los mismos pasos de utilización que el sistema de fregado tradicional, lo que maximiza la universalidad en su utilización.

Temas relacionados que te pueden interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.